Las kedadas

Publicado: 23 febrero 2008 de Canuit en ¡¡ recomendadas !!, Liberales, swingers

zrr.jpg
Hay parejas a las que no les gustan las kedadas y por supuesto yo lo respeto, faltaría más.
Pero a nosotros nos encantan. Tanto es así que a la primera que fuimos, solo nos pudimos quedar a cenar porque salía de viaje a las 8 de la mañana.
Pero cada vez que nos enteramos de una, salvo causa de fuerza mayor, allí nos presentamos.
Creemos que es la mejor forma de conocer parejas, que de otra forma nunca conocerías, y también de colocarlas en el grupo que según siempre nuestro criterio (que no tiene que ser el mas acertado) merecen estar. Ya sabéis: Avejarucos, Milongueros, Cambiadores de cromos, Mandriles y LIBERALES.
Esto viene a cuento, porque me gustaría que fueseis vosotros quien colocáseis a la pareja que os voy a comentar, en el grupo que debería estar, y de paso si ellos también lo leen, que analicen la situación…
La semana pasada, nos fuimos con unos amigos a la kedada que se organizó en La Manzana con motivo de la fiesta de San Valentín. Como no creo en ningún santo pero sí en los amigos que están enamorados de la Güela, allí nos presentamos.
Saludamos a todo el mundo y nos unimos a la fiesta.
El caso es que mira tú por donde la Güela se me lía con dos amigas y montan el numero de la cabra en el salón, para deleite de los allí presentes y disgusto de algunas que se la siguen cogiendo con papel de fumar (me sigo preguntando que entenderán algunas personas por LIBERAL). Deciden pasar al primer piso por comodidad y así me lo hacen saber, porque yo estaba hablando con una amiga. Les digo que suban, que yo ya subiré.
Al poco tiempo me incorporo a la fiesta y veo que ya no somos 6 si no 8 y me explican el porqué: Al entrar en la habitación salía una pareja, y al verlas a ellas se dieron la vuelta y volvieron al tatami. Uno que es perro viejo sabe lo que puede pasar, y para mi disgusto no me equivoqué.
Se colocaron en una esquina del tatami, cual raposu en espera de las gallinas; para con nocturnidad y alevosía pillar xixi aprovechando el fragor de la batalla. Durante el tiempo que estuvieron, él intentó a hurtadillas meter mano a todas y cada una de ellas, siendo rechazado una y otra vez, pues nadie les había invitado a “la fiesta”.
Y yo me pregunto: ¿no es más fácil si te quieres unir a una fiesta donde estás viendo a tres mujeres de lo más bisex que hay por estos andurriales, mandar a la tuya de avanzadilla para ver como es recibida en el grupo, y si no te rechazan, tratar tú de ir ganando posiciones también?
Yo creo que no lo haría, pero sí respeto a las parejas que quizás les cueste más trabajo relacionarse en el bar que en los tatamis.
Con lo cual visto los hechos acaecidos no tengo por menos que colocarte, amigo, entre los Avejarucos, que no soportan que toquen lo que ellos creen como suyo y solo suyo, o los Milongueros que se suicidarían si vieran poner los ojos en blanco a su mujer con otro.
Esto lo digo sin ninguna acritud hacia la pareja, eso si, esperando que con el tiempo se hagan LIBERALES, o lo dejen y no toquen los cojones a los demás.
El Canuit sin más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s