¿Botín y la crisis o el botín de la crisis?

Publicado: 6 abril 2009 de Canuit en Moral, Politica


El 14 de marzo de 2003, el Tribunal Supremo condenó a Alberto Cortina y Alberto Alcocer por estafa y falsedad en documento mercantil. Un delito flagrante. Recurrieron al Tribunal Constitucional y la Sala Segunda de éste (no el Pleno) anuló esa sentencia aduciendo una sofisticada lectura técnica que permitía decir que los delitos ya estaban prescritos. No fueron a la cárcel.
El fiscal pidió en su día al presidente del Banco de Santander un total de 170 años de prisión y una multa de 46.242.233,92 euros (7.694.060.334 pesetas), además de una responsabilidad civil de 84.935.195,86 euros (14.132.027.499 pesetas) por presuntas actividades como manejar “cerca de medio billón de pesetas de dinero negro, que provenía de fuentes financieras más o menos inconfesables”, o entregar “al Fisco información falsa sobre 9.566 operaciones formalizadas que representaban 145.120 millones de pesetas”, declarando a tal efecto “como titulares de las cesiones a personas fallecidas, emigrantes no residentes en España, ancianos desvalidos, trabajadores en paro, familiares de empleados del banco, antiguos clientes que ya no mantenían relación alguna con la entidad, etcétera” (entrecomillado sacado de EL CONFIDENCIAL, 21-09-2006).
Sin embargo, el diario El País informó el 27 de mayo de 2008 que para defenderse de la acusación de supuestos favores a ese banco, el ex ministro de economía Rodrigo Rato, presentó un escrito de la ex-Secretaria de Estado de Justicia y ahora Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, “en la que ésta pidió el 25 de abril de 1996 que se cursaran al Abogado del Estado “instrucciones” sobre su actuación en el caso de las cesiones de crédito”, concretamente, pidiendo que no se dirigiera “acción penal alguna por presunto delito contra la Hacienda Pública, contra la citada entidad bancaria o sus representantes”.
Gracias a esa actuación de la actual Vicepresidenta del gobierno, Botín no tuvo ni que se juzgado.
Ese es el origen material de la crisis y no hay que ser demasiado inteligente ni un economista de otro mundo para percatarse de que no se podrá salir de ella si no es cambiando radicalmente esta pauta de distribución de la renta
Y esto no es que lo diga yo, lo dice Juan Torres López, con lo cual me mantengo en lo dicho, si quieren que la crisis la pague yo, no me importaría volver a las barricadas y liar una como en el 34.
A ver si de una puta vez, mandamos a la conferencia episcopal a la mierda, a los ricos los ponemos a trabajar y no solo a robar, y nos dejan tranquilos a los pobres, que solo se acuerdan de nosotros para pagar más impuestos y seguir riéndose en la puta cara.
El Canuit

comentarios
  1. angelin dice:

    Comentarista/Tertuliano, ahi es nada. ¿Por cierto tiene alguna retribucion bien sea dineraria bien sea en especie?.
    Por lo demas, Paquita copia libremente ya ke por ahora la SGAE aun no ha metido la mano por etos lares.

    Desde el mas aca.

  2. paquita dice:

    Tú, como siempre… sin ruborizarte por los palabros, tan claros, que expulsas por esa “bendita” boca.
    ¡Oye! que me ha gustado el chiste de Franco, que ha puesto uno de los comentaristas/tertulianos y se lo voy a copiar, sin su permiso ¡Como se enfade! Buena la que me espera. Besos. PAQUITA

  3. angelin dice:

    Pues esta es la version reducida jajaja, tomo nota y pa la proxima ke merezca la pena te la mando primero a ti. Por cierto y no sea ke en estos dias de oracion, recogimiento, garbanzos con bacalao y abstinencia sexual, se te haya olvidado: Solo kedan 4 dias pal 14 de Abril (un dia antes en Eibar).

    Salud.

  4. corvo coxo dice:

    Pues al que Dios se lo de, San Pedro se lo bendiga,

  5. canuit dice:

    Vecino yo estoy con esa parte tuya que tiraría la llave. Quizás porque la justicia la diseñan y escriben los políticos y los ricos para joder siempre a los mismos, que no a ellos.
    Angelin jodio, una tan buena deberies habérmela pasao por la puerta falsa pa publicarla.
    Y Cuervu Coxu yo el único mango que me gustaria tener, ye uno como el de Angelin y entre les piernes. Porque hachas y picachones hay muchos, pero mangos como esi bien pocos.
    El Canuit

  6. corvo coxo dice:

    Quitando a Bushi,los demás son todos funcionarios “los vaguitos”

  7. angelin dice:

    Cuando mencionas a los funcionarios supongo ke te refieres a los “curritos” de los grupos C1 y C2. En el caso concreto ke mencionas, el de Bushi, resulta curioso que segun afirma el SUP, el Juez dicte dos autos en 24 horas, la primera poniendolo en libertad y la segunda, al dia siguiente, igualita pero condicionando la puesta en libertad a ke no tuvera otras causas pendientes. A buenas horas.
    Cuando mencionas a los funcionarios supongo ke te refieres a los “curritos” de los grupos C1 y C2, si es asi, poka capacidad de decision esta en su manos.

    Salud, desde la Via Lactea.

  8. corvo coxo dice:

    Según platón en ,La república :la justicia es la conveniencia de los poderosos.
    Y a todas estas ¿quien fue el culpable de que se largase el ladron y violentador de Moreno?:¿La curia, Botín, zp,Esperanza Aguirre,Obama, el Mundo? Hay otro poder que se nos olvida , los funcionarios. La justicia es un Hacha de doble filo, pero corta mejor con mango.

  9. angelin dice:

    Soy de la opinion que la tan cacareada “transicion española” no fue mas que un buen apaño entre unos y otros, de tal forma que con un ligero lavado de cara se les intento dar apariecia democratica a los Jueces y Fiscales, Policia y Ejercito franquitas, a la par se mantuvieron prebendas, beneficios y privilegios a la iglesia catolica y al poder economico-empresarial, y asi nos va.

    “Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi!” (Si queremos que todo siga como esta, es necesario que todo cambie). Me mando un colega un emilio que refleja humoristicamente el lampedusismo en este pais, la version resumida viene a ser asi:

    Francisco Franco se encuentra en coma en el Pazo de Meirás, al cuidado de unas enfermeras, 34 años despues despierta y pregunta
    – Franco: ¿Y quién está al frente de los medios del Régimen?
    – Enfermera: Juan Luis Cebrián.
    – Franco: ¿El hijo de Vicente, mi jefe de Prensa del Movimiento?
    – Enfermera: Sí, Excelencia, el que dirigió Pueblo y Arriba.
    – Franco: ¡Muy bien, muy bien! ¿Y en la vicepresidencia del Gobierno, sustituyendo a mi querido Arias Navarro?
    – Enfermera: Teresita Fernández de la Vega.
    – Franco (alarmado): ¿La hija de Wenceslao, el falangista?
    – Enfermera (titubeante): No os disgustéis, En compensación, el hijo de uno de vuestros suboficiales más fieles es ministro de Gober…; bueno, quiero decir de Interior.
    – Franco (muy intrigado): ¿Quién?
    – Enfermera: Alfredito Pérez Rubalcaba; ése que de niño era casi calvo…
    – Franco (casi colérico): ¡No puede ser! ¿No estará usted intentando engañarme, verdad?
    – Enfermera: ¡Excelencia, por Dios!…
    – Franco: ¿Y de presidente e las Cortes?
    – Enfermra: José Bono, el hijo de un falangista de pro, también ha sido ministro de los Ejercitos.
    Franco (moskeao) ¿Qué pasa aquí? ¡¡¡¿Es que ahora los hijos de los caballeritos de Falange han tomado el mando?!!!
    – Enfermera: No se altere Su Excelencia.
    – Franco: ¿Y Fraga? ¿Y Martín Villa?.
    – Enfermera: Fraga, al pie del cañón; Martin Villa en SOGECABLE.
    – Franco: ¿Qué es eso de SOGECABLE? ¿Algo parecido al SEU o a la Prensa del Movimiento?
    – Enfermera: No se le escapa una, Excelencia.
    – Franco: Y el Presidente ése de ahora, ¿qué tal es?
    – Enfermera: Es el nieto del capitán Lozano, el que sirvió en Asturias a sus órdenes.
    – Franco: Sí, señor; a las mías sirvió él, y yo a las de la República. No lo olvide usted. Luego, cada uno tiramos por nuestro lado y… yo volví a poner la monarquía…
    – Enfermera: Si, Excelencia.
    – Franco: ¿Y los anteriores?
    – Enfermera: Adolfo Suarez, antes Secretario General del Movimiento; Leopoldo Calvo-Sotelo de los Calvo-Sotelo de toda la vida; Jose Mª Aznar, hijo de Manuel militar falangista; ah, y un tal Felipe Gonzalez, sin transcendencia ninguna.
    – Franco: Perfecto todo sigue igual que antes, menos mal que lo deje todo bien atado, me alegro de que por una vez se haya atendido al buen juício de la convivencia y la paz entre los españoles. ¡Arriba España!
    – Enfermera: ¡Arriba¡

    Salut y força al canu(i)t.

  10. Un culo moyao... dice:

    Una de las mayores ventajas que presentan las sentencias del Tribunal Constitucional es que se publican en BOE, con disposición “ad libitum” para cualquiera que tenga curiosidad. De hecho, para aquellos a los que le pique (a partir de la página 13 está la fundamentación del TC):
    http://www.boe.es/boe/dias/2008/03/14/pdfs/T00032-00055.pdf

    En muchas ocasiones, ya he perdido la cuenta, me han airado las inexactitudes y falta de rigor de la mayoría de los medios en materia penal. Ya en su día me había leído la sentencia, y pese a que soy muchísimo más partidario del Supremo que del Constitucional, la sentencia emitida por este último es conforme a derecho. Y digo conforme a derecho no entrando en calificar de justa o injusta o buena o mala, pero si legal. Una parte de mí metería a los de esa calaña entre rejas y tiraba la llave…

    Las leyes actuales establecen unos plazos de prescripción de los delitos, prescripción que es causa de extinción de la responsabilidad penal, plazos que emanan de la declaración de derechos humanos del 48 y del principio de legalidad sancionador, inspirados en el simple principio de que el castigo debe ser proporcional e inmediato. Estos plazos son y deben ser los mismos para todo el mundo, para poder denominar de justicia y no de venganza a cualquier pena, cualquier arbitrariedad determina injusticia.

    Con los Albertos pasó una cosa curiosa, inicialmente fueron absueltos, en primera instancia, por la Audiencia Provincial, por prescipción de los delitos, aunque estimó probados los hechos. Dicha sentencia fue casada ante el Supremo, que cambió su anterior doctrina con respecto a la prescripción para poder meterlos en la trena (ha habido unas cuantas ocasiones históricas en las que el Supremo se ha cargado una parte del ordenamiento constitucional para poder meter entre rejas a algunos elementos de forma ejemplarizante…), lo que adolece de cierta arbitrariedad. Al tener buenos abogados y contactos políticos consiguieron que se admitiera recurso de amparo ante el Constitucional (muy pocos de los que son presentados se admiten, no debe llegar al 0.5%), que como tiene otro signo político y defiende otros ámbitos (fue muy comentada en los medios hace unos años la disputa entre el Supremo y el Constitucional) dictó sentencia anulando parcialmente la sentencia del Supremo, cosa que es totalmente conforme a Derecho.

    Transcribo una parte de la sentencia, la esencia de la anulación:
    “Entrando ya en el análisis de las circunstancias del
    caso aquí enjuiciado debe destacarse, en primer lugar,
    que, como afirma la Sentencia condenatoria recurrida, no
    existía controversia entre las partes en que el término
    prescriptivo concluía el 7 de enero de 1993; que el día
    anterior se presentó en el Juzgado de guardia un escrito
    que se autocalificaba de querella, sin poder especial (añado que es totalmente necesario) para formularla a favor del Procurador firmante y sin firma de quienes figuraban como querellantes, escrito éste que se remitió al día siguiente al Juzgado Decano para su reparto, que recayó en el Juzgado de Instrucción núm. 18 de Madrid; que este Juzgado dictó el día 20 de enero un Auto de incoación de diligencias previas que, en su único razonamiento jurídico y en su parte dispositiva, estableció que la incoación de referencia se hacía «a los únicos fines registrales y de control procesal» y que al propio tiempo, esta vez sólo en la parte dispositiva, dispuso la ratificación del querellante y que «por su resultado» se acordaría; que la ratificación, que afectaba a las tres personas nominadas como querellantes en el tan repetido escrito, se produjo los días 9 de marzo, 20 de abril y 26 de julio siguientes y que el día 22 de noviembre de 1993, diez
    meses y quince días después del día en que finalizó el plazo de prescripción, el Juzgado dictó Auto de admisión
    de la querella.

    Y en segundo término que, en contra de lo decidido por la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo estima que antes de que finalizara el plazo de prescripción «se había dirigido el procedimiento contra el culpable». Argumenta para ello que aun cuando la querella se hallaba
    «huérfana de poder especial», y aunque por ello tampoco podía calificarse de denuncia, y aunque la ratificación posterior «no puede afectar, ni siquiera de modo indirecto, al transcurso del tiempo para completar la prescripción, que actúa de modo objetivo e implacable, … sí es posible otorgarle a la querella la condición de cauce legítimo para poner en conocimiento del Tribunal un hecho delictivo perseguible de oficio (notitia criminis) … La querella tuvo la virtualidad de integrar una denuncia que, aun carente de poder especial, a efectos de traslado de responsabilidades al denunciador (v.gr. denuncia falsa), bastó con la firma o suscripción del mandatario, con poder general, para trasladar al Tribunal la notitia criminis que debió obligarle a actuar, al tratarse de delito perseguible de oficio, sin perjuicio de que la ulterior ratificación de la querella permitiera la atribución de la condición de parte procesal en la causa al querellante». Y continúa la Sentencia recurrida observando que «existió, a su vez, procedimiento judicial, que se colma, según jurisprudencia de esta Sala, con la anotación en el registro general del Juzgado (S. núm. 162 de 4-2-2003), circunstancia que dota de certeza y de seguridad jurídica a la hora de computar los términos (art. 9.3 CE). El Juzgado de guardia, que actúa a prevención de los demás, en casos de inactividad de los otros de su mismo partido judicial (el día de la presentación de la querella era festivo), es tanto como si se hubiera presentado en el Juzgado al que por turno correspondió instruir el asunto. Prueba de la competencia eventual o excepcional, es que de haber sido precisa la práctica de alguna diligencia urgente, que no admitiera demora, la debió practicar el Juzgado de guardia; pero ése no fue el caso» (FD primero).”

    En lo de Botín… No me meto, aunque me parece atroz de ser cierto, muchisimo más que lo de los Albertos, pues afecta a la esencia de la democracia: la división de los poderes. No lo hago porque no me gusta hablar de lo que dicen los medios, que en mi experiencia suelen ser bastante inexactos, aunque parece que ese río lleva bastante agua para sonar tan poco… Aunque también digo que por mucho que el Fiscal o el Abogado del Estado hayan insistido en el sobreseimiento, dictar auto de sobreseimiento únicamente está en manos del Juez, ya que son delitos perseguibles de oficio y basta con la “notitia criminis”, así que es a éste al que habría que pedir cuentas. En fin, asuntos de Estado…

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s