¿¿¿A la huelga???

Publicado: 21 mayo 2010 de Canuit en Moral, Politica

El otro día un amigo me preguntaba si estaba enfadado con el mundo. No, le contesté, sólo con algunos:

Ahora resulta que podemos tener motivos para ir a una huelga general.

Por rondar los 5 millones de parados… no.

Pero porque les congelen el sueldo a los funcionarios o medio funcionarios como yo, si.

Pues va ser que no.!!

Y digo esto porque si desde los sindicatos, corrigieran al gobierno, a mi me podría parecer correcto.

Yo creo que hay que hacer recortes, pero más ajustados a la realidad:

Estoy de acuerdo con la congelación salarial de todos los funcionarios que pasen de 1.500 € al mes y una rebaja progresiva a mayor salario. Es decir, a sus SEÑORIAS Y AMIGOS DE CONFIANZA, PODRIA LLEGAR HASTA UN 50 %, y no creo que pasaran hambre.

El cheque bebé no se lo daremos a quien tenga unos ingresos superiores a 20.000 € anuales, y para rentas inferiores, proporcional a ingresos.

Con las pensiones hacemos lo mismo que con los funcionarios, y se acabaron los bono-bus, las medicinas gratis y los viajes del inserso por el bocadillo para quien se los pueda pagar.

Quien se quiera o se tenga que prejubilar, nunca con un salario mayor que una cajera del Corte Ingles. Yo no creo que sea decente que alguien en casa tocándose los cojones todo el día, tenga que cobrar más que quien tiene que ir a currar para mantener el país.

Se acabaron las subvenciones a partidos politicos, sindicatos, iglesias y gentes de buen vivir. Admito subvenciones para esos curas y monjas que se parten la espalda en asilos, albergues y cuidando a gente marginal.

Podemos admitir que no se paguen los atrasos en la ley de dependencia, pero nunca que se derogue.

Y así en tantas y tantas cosas que, la CASTA que nos gobierna y sindicatos (que no quieren ver), podrían solucionar.

Por eso SI iría a la huelga. Por lo que dicen ellos QUE VAYA SU PADRE!!

El Canuit

comentarios
  1. angelin dice:

    Un hombre entra en una panadería:
    – ¿Me puede dar dos liberados sindicales?
    – A ver…. Le he dicho miles de veces que no se llaman liberados sindicales,
    se llaman BA GUE TES

  2. manuel dice:

    SR culomoyao¡¡ si treinta años de gobiernos corruptos,me podria indicar alguna legislatura
    que este libre de escandalo? cree usted en serio que se cumple la constitucion? papel moyao…¡¡cree usted que vive en un pais soberano? a caso cree en la justicia? permitame
    decirle que si cree sera por interes(pertenecera a la clase privilegiada) por que los que trabajamos vemos todos los dias lo que hacen los empresarios con nosotros,lo que recompensa el estado a un pensionista despues de una vida de esclavo con esas pensiones de hambre,del nivel de nuestras escuelas,de ser uno de los paises con mas reclusos,su constitucion es la de la burguesia,funcionarios y picapleitos(carroñeros)militares,y las familias de siempre mas unos cuantos socioslistos,
    recordamos el referendun…(miedo a la guerra) teniamos a los militares… pero se nos
    impuso al rey y su constitucion,en la que participaron socialistas monarquicos y comunistas juan carlistas,nacionalistas listos…cia etc

    para tener derecho a tener derechos¡¡ eso si tienes derechos aunque no se cumplan
    y cada cuatro años puedes elegir un titere¡¡ -uno de cangas que le toco emigrar

  3. angelin dice:

    Abundando en lo anterior, antes de rebajas de sueldos y congelaciones de pensiones ¿no seria mejor suprimir del Gobierno central los Ministerios cuyas competencias estan tranferidas a las CC.AA?, y ke Moncloa se kede con Asuntos Exteriores, Defensa, Interior, Economia y Hacienda, Justicia y Fomento. Por no hablar de las Diputaciones provinciales cuya unica mision sea recaudar via impuestos y tasas.
    Solo en gasto corriente de luz, material de escritorio (folios, bolis,lapices, etc), calefaccion, coches oficiales, etc., tropecientos millones de €.

    Paz y Amor. Desde el exilio.

  4. Un culo moyao... dice:

    Hace no demasiado tiempo hablaba en la web del Estatut, como suele ser habitual reduciendo las innumerables cuestiones a un mero extracto de carácter un tanto tendencioso.

    En este post me gustaría hablar de los compromisos, de esos que ya quedan pocos y son para toda la vida, como las hipotecas (ya no se puede nombrar entre ellos el matrimonio). No me gustaría hacer de este comentario una clase de Derecho, que para eso ya está la escuela, pero supongo que será inevitable hacer alguna referencia, ya que hablamos de política.

    Hace un par de añitos celebrabamos el 30 aniversario de la Constitución, un texto relativamente novedoso, pero continuador de muchas de las reformas que pretendió la Segunda República y la fuerza política progresista durante el siglo XIX y XX, y que en aquellos años supuso un respiro para toda la comunidad nacional, después de un interminable periodo de dictadura y precariedad en materia de derechos, libertades y posibilidades. Fue una evolución de las que se pueden denominar gloriosas, sin guerra civil, levantamientos ni sangre (bueno, algo de eso sí que hubo…). Tal vez lo más importante de la Constitución fue el consenso de las fuerzas políticas constituyentes, consenso al que se llego en base a pactos. Una de las cuestiones más complejas precisamente fue la materia de la autonomía/independencia en relación con la organización territorial del Estado. Las declaraciones competenciales de los artículos 148 y 149, y las facultades que se otorgó al gobierno en el art. 150 de la Constitución han provocado una parte muy importante de los problemas de este país, entre ellos la incipiente reducción salarial a los funcionarios.

    Ya ve, señor Canuit, unas simples palabras escritas en unos articulitos tienen el poder de decidir la calidad de vida de millones de personas. El mencionado artículo 150 no habla de otra cosa que de el traspado de competencias exclusivas del Estado a las CCAA. Esa facultad que otorga el articulito unida al hecho de que ha habido muchos gobiernos que han tenido que pactar con los nacionalistas (por no haber conseguido mayorías suficientes para enfrentarse a la mayoría de la oposición política), ha provocado que las autonomías hayan sobrepasado el techo competencial que fijaba la Constitución, asumiendo en sus Estatutos de Autonomía materias no susceptibles de atribución previa transferencia por el Estado. Y el problema pasa del Gobierno/Cortes (que son lo mismo debido a la partidocracia) a otro órgano político (que no jurisdiccional) dotado de supuesta y relativa independencia: el Tribunal Constitucional, al que se le obliga a “mojarse” para guardar la supremacía constitucional, consensuada y refrendada por el poder soberano y constituyente hace ya más de 30 años.

    Se le plantea a dicho tribunal el riesgo de ofender a una presupuesta “mayoría” popular no constituyente que ha aprobado un estatuto que se quiere poner por encima de la Constitución debdio a su aprobación por referendum autonómico, pasando a ser un Estado dentro de otro Estado, es decir, una Federación. Y no pasaría nada porque España se conviertiese en un Estado Federal, pero si se quiere eso habrá que cambiar la Constitución, porque los problemas que pueden surgir restando eficacia a la norma suprema de un Estado son inimaginables: inestabilidad, cantonalismo, guerras civiles, etc… Pues poder político sin la limitación del derecho es la definición de absolutismo o dictadura… O eso o declarar inconstitucional el Estatut y derogar la parte oportuna, si hay cojones.

    Y si ha llegado hasta aquí, se preguntará tal vez que tiene que ver todo esto con la reducción salarial. Pues bien, la descentralización de las competencias estatales en las autonomías ha producido duplicidad o triplicidad en cargos públicos, pues un poder político sin administracion a la que mandar tiene muy poco poder. La administración estatal actualmente se superpone a la autonómica, a la provincial, a la comarcal (en muchas CCAA) y a la municipal, montones de cargos políticos, asesores nombrados a dedo y funcionarios ejerciendo competencias duplicadas o triplicadas, que han obligado a crear organos especificos para la cooperación y coordinación (con más dinero público). La administración sufre de elefantiasis, esa extraña enfermedad que provoca una hipertrofia que la hace pesada, lenta y costosa, y lo peor es que como los entes territoriales (las CCAA, pronvincias y municipios) gozan de autonomía no hay cirujano que pueda cortar por lo sano, salvo por vía presupuestaria (que llegará…), así que toca pagar el pato, o la crisis, a los funcionarios que dependemos de la Administración General del Estado, que precisamente tenemos sueldos inferiores a los de las CCAA y entes locales… Supongo que se nos podrá tildar de insolidarios por no aceptar que se nos baje el sueldo…

    Y en medio de todo el problema político y territorial español, aunque en realidad lo sobrevuela, aparece Europa – ¡Sí, semos europeos! – y tira de las orejas a ZP por no cumplir los compromisos de convergencia acordados allá por Maastrich y le manda aligerar el gasto público, que es lo mismo que poner a dieta a la gorda administración, y como no se puede echar a los funcionarios a la puta calle y tiene que obedecer por cojones, pues desde hace mucho tiempo es Europa la que toma la mayoría de decisiones en materia económica… Va ZP y reduce donde puede, en los que también le tienen que obedecer por cojones, los funcionarios vicarios (que no becarios). Por supuesto no sin antes hacer una campaña mediática de acoso y derribo hacia los funcionarios para posicionar a la opinión pública, que si bien es cierto que vivimos en una isla de privilegios en la que no nos ahoga la marea alta de la crisis, tampoco recolectamos los frutos que ofrece la marea baja de la bonanza económica (en la que nadie se acuerda de nosotros), y entre medias prestamos un servicio abnegado a la comunidad…

    Al final siempre llego a la misma conclusión, en todo tiene que haber un equilibrio, y en España desde hace mucho tiempo no lo hay, ni lo va a haber mientras siga ZP, aunque con PP tampoco lo habrá… Y lo primero que habría que hacer sería cambiar la Ley electorial… Al menos a la derecha los sindicatos le meten caña, con lo cual tal vez se pueda recuperar parte de la bajada salarial (en sueños), que acumulada (por las perdidas de las subidas anuales con respecto al IPC real, que no estimado) supone ya más de un 40% desde los años 90 (y todavía habrá gente que piense que los funcionarios cobramos demasiado para lo que trabajamos, aunque en algunos casos tiene razón). Al menos espero que todo esto sirva para que pepe consiga mayoría absoluta y el estado se centralice un poco en la siguiente legislatura, porque como se sigan transfiriendo competencias a las CCAA España va a romperse en una torre de Babel antes que ser un Estado Federal…

    Respecto de la huelga, yo tampoco iré. Estos sindicatos tan poco beligerantes no me merecen que pierda ni tiempo ni un euro, ni tampoco quiero ahorrárselo a las arcas públicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s