¡¡Al fin!! (II)

Publicado: 4 agosto 2010 de Canuit en ¡¡ recomendadas !!, Liberales, swingers

Lógicamente me volví con La Güela cual niño sin caramelo, y allí seguían dando la lengua. Me dijeron que me recostara con ellos, pero me quedé apoyado en el quicio de la entrada al tatami.
Cual no sería mi sorpresa cuando veo venir a la joven con su pareja de la mano y tres nuevos Avejarucos acompañándoles. El ver que uno de ellos era un autentico abuelete me dio fuerzas para sacar mi ciruelín y ponerlo al servicio de tan bella joven.
Esta vez fue correrse el primero y ponerse con el mio. La criatura sabía lo que hacia, pero uno no esta preparado para terminar la faena en un minuto, después de haber toreado en otras plazas momentos antes. Así que se puso a mamársela a otro mientras me seguía pajeando. Se corrió el segundo, y quiero suponer que le dijo a su pareja que yo no acababa de correrme por los gestos y la risa de ella. Creo que él le contestó que pasara de mi y se dedicara al abuelo, que ciruelo en ristre allí seguía dando cera a su fusil. Y así debió de ser porque se agarró a su poya y en veinte segundos también le sacó su jugo.
No se de donde salió, pero apareció otra polla ambulante en su boca, y al cabo de un par de minutos como no se corría, miró a su pareja y este le hizo la señal de irse.
Se limpió, se levantaron y abandonaron las catacumbas como quien abandona unos zapatos viejos (que diría Sabina), descojonándose de risa, no se si de lo bien que se lo había pasado, o de nosotros, pobres Avejarucos al fin y al cabo.
Está claro que lo que para muchos es una degeneración, para otros es un placer.
El Canuit, que lo cuenta como lo vive.

Los comentarios están cerrados.