Archivos para octubre, 2014

¿OTRA HERENCIA?

Publicado: 12 octubre 2014 de Canuit en Liberales

IMG-20141009-WA0004Nunca deberíamos olvidar, que en este nuestro amado país, hay auténticos esparcidores de mierda y hacen de su vida el lema, difama que algo queda.
Los Eduardo Inda, Alfonso Rojo, Isabel Durán, Jiménez los Santos, Merlo, y tantos otros del TDT Party, son fiel reflejo de ello. Aunque en el caso que nos ocupa, no fueran ellos los q levantaron la liebre, serán capaces de jurar q “el amigo” Villa es el mismísimo hijo de Lenin.
Dicen que hay que ser cautos, hasta que la justicia haga su trabajo. Lo que ocurre es que lo que los ciudadanos de este país, por lo demostrado hasta el día de hoy, la mayor parte no cree en ella, ni en los milagros, entre otras cosas porque la hacen a su medida.
Que la derecha que nos gobierna nos robe, a nadie debería extrañarle, lo llevan en el ADN. Solo hay que mirar la historia. El problema es cuando subimos a los altares a este tipo de rojos de mierda que dicen que los odian, y en lo más profundo de su ser, los envidian porque son peor que ellos.
Se ofenden cuando los llaman La Casta, y tratan de justificar lo injustificable. Entre los dos, llevan gobernando este país como si fuera su cortijo particular. Ejemplos hay por todos lados, y uno se pregunta hasta cuando los vamos a soportar.
Son unos HIJOS DE LA GRAN PUTA, y encima se atreven a decir que no “Podemos” cambiarlo. Quizás tengan razón, pero lo que nunca deberían quitarnos es el placer del que disfrutaron unos días los artífices de la Revolución Francesa o la Bolchevique. El pueblo hasta los cojones de que le pinten la cara, tomándose la justicia por su mano.
Creo que ya no quedan árboles para colgar a tanto HIJO DE LA GRAN PUTA. De todas formas yo empezaría por los rojos, porque los fachas, algunos hasta dan trabajo, aunque sean más los que nos roban y dan por el culo.
Sé que es una falacia y una quimera pensar así, pero quien sabe, a lo mejor algún día el ser humano deja de hacer revoluciones en nombre de alá o de dios y se plantea hacerlas por su propia dignidad. Para otras cosas no, pero para eso si me gustaría vivir muchos años.
El Canuit